8/30/2017 04:02:00 p. m.
Greenpeace Chile

ESTAS SON LAS 10 MEJORES MAMÁS DEL REINO ANIMAL



Acompañan, protegen, cuidan y siempre están ahí listas para brindarnos cualquier cosa que necesitemos. Así son las mamás. Y no solo las mamás humanas, también son así las del reino animal. En esta nota te contamos cuáles son las diez mejores madres del reino animal. Las fotos son muy tiernas, no te las pierdas.

1) Mamá orangután

Luego del apareamiento, las crías tardan entre 8 y 9 meses en nacer. Los bebés son completamente dependientes de su madre durante los primeros 2 años de vida. Aún 4 meses después de nacer están colgados de la panza de la mamá -casi como los humanos-. Luego, durante los primeros 5 años de vida, las crías siguen cerca de sus madres amamantándose. Las niñas pasan más tiempo con las madres porque tienen que aprender a cuidar de su propio bebé cuando llegue el momento.

2)  Mamá cálao bicorne

Los pájaros asiáticos, al igual que los africanos, son grandes padres en pareja. Cuando los cálao bicorne empollan sus huevos, la madre se encierra dentro de un árbol hueco durante el tiempo de incubación. El padre regresa a diario para alimentar a su familia. Cuando nacen los pollitos, los padres se turnan para alimentarlos, mientras estos permanecen dentro del árbol sellado.

Foto: PBS

3) Mamá oso polar

A medida que la temperatura empieza a bajar con la llegada del invierno, la osa excava una guarida de maternidad en la que permanecerá en un estado de hibernación parcial. Esto significa que su temperatura corporal permanecerá igual y no dormirá continuamente. Cuando los bebés nacen, es común que la osa esté dormida, así que casi no se da cuenta. Luego del nacimiento de los bebés, la mamá no consume alimentos y amamanta a los cachorros, que pasan de pesar alrededor de un kilo, a 15, cuando están listos para conocer el exterior. Las siguientes dos semanas, la osa comerá vegetación mientras los bebés aprenden a andar en la nieve. Después los llevará al mar, donde finalmente podrá cazar algunas focas y comer después de ocho meses de ayuno.

4) Mamá araña lobo

Mientras la mayoría de las arañas dejan sus huevos en la telaraña y se van a pasear, las lobo amarran su saco de huevos a su cuerpo y los llevan a donde vayan. Cuando los bebés salen de los huevos, la mamá no deja de cuidarlos y los lleva en su espalda hasta que son lo suficientemente grandes para defenderse por sí mismos.

Foto: Especial

5) Mamá foca

Las mamás focas amamantan a sus bebés con leche con un 48% de grasa durante sus primeros 12 días de vida, sin comer nada. El cachorro aumenta unos dos kilos diarios, mientras ella pierde alrededor de tres cada día. Cuando las crías alcanzan un tamaño más grande, significa que están listas para comenzar su vida independiente, pues ya cuentan con la suficiente grasa para ingresar al mar y obtener su propio alimento. Es ahí cuando las madres retornan a su hábitat marino y no se preocupan más por su alimentación.

6) Mamá pulpo

Las mamás pulpo ponen entre 50 mil y 200 mil huevos y los agrupan para que reciban las mejores condiciones de clima a lo largo de un mes. Se encargan incluso de mover las corrientes de agua en dirección de los pequeños para que estos reciban suficiente oxígeno. Durante todo este tiempo la madre no puede cazar, por eso termina comiendo sus propios brazos para mantenerse con vida. Cuando los bebés nacen, está demasiado débil para defenderse de sus depredadores, por lo que la mayoría de las madres mueren poco después de que nacen sus crías.

7) Mamá dermáptera (o cortapicos)

Las mamás dermápteras hacen la diferencia entre los insectos solitarios, cuya mayoría más bien descuida a sus bebés. La madre provee calor a los huevos, los mantiene libres de hongos y lejos de depredadores. Mientras lo hace, no come nada. Solo podría comer aquellos huevos que no lleguen a formarse correctamente.

8) Mamá elefante

Después de un embarazo de 22 meses y el parto de uno de los bebés más grandes del mundo, las elefantas son de las madres más adorables con sus recién nacidos. Los bebés nacen ciegos y dependen completamente de ellas y el resto de la manada. A medida que crecen, los pequeños gozan de los cuidados de las otras hembras mientras la madre busca alimentos para generar la suficiente leche que mantenga sano y fuerte a su cría.

9) Mamá cocodrilo

Las hembras de cocodrilo crean sus nidos con materia orgánica en descomposición. El nido actúa como una incubadora que mantiene estable la temperatura de los huevos. el sexo de las crías no está determinada por la genética, sino que está determinada por el calor del nido. Los machos nacerán a temperaturas más altas y las hembras a temperaturas más frías. La mamá cocodrilo protegerá el nido de todo tipo de amenazas, entre ellas, otros cocodrilos. Cuando los bebés nacen los coloca dentro de su hocico y los lleva al agua, donde los cuidará a lo largo de un año.

10)  Mamá koala

Las koalas rara vez abandonan su hogar, que también les provee de alimento. Cuando su bebé nace, no tiene pelo, ni escucha, ni ve nada y es muy pequeño. Por eso lo guarda dentro de su bolsa durante seis meses, donde crece a base de leche. El cachorro luego trepa por el cuerpo de su madre y se coloca en su espalda, donde vivirá seis meses más.

Lindo, ¿no? ¿Cuál de estas mamás es tu preferida? ¡Déjanos tu comentario!

También te puede interesar: NO PODRÁS CREER ESTOS 5 DATOS SOBRE LAS JIRAFAS

 


Fuente: www.greenpeace.org
Leer Más
share on Twitter Like ESTAS SON LAS 10 MEJORES MAMÁS DEL REINO ANIMAL on Facebook

Día Internacional contra las Pruebas Nucleares: La paz es la mejor defensa



Bunny McDiarmid, una de las Directoras Ejecutivas de Greenpeace Internacional reflexiona sobre las posibilidades que tenemos los seres humanos de recapacitar en relación a los peligros que implican las armas nucleares para la sociedad. Sigue leyendo, vale la pena.

Mirando hacia atrás, uno de los momentos clave para definir mi camino personal y profesional fue cuando subí al pequeño atolón de Rongelap en el Océano Pacífico.

Era el 17 de mayo de 1985. Yo tenía 24 años.

A primera vista parecía que había alcanzado el paraíso. Playas de arena con árboles de coco y agua cristalina. La comunidad local estaba esperándonos con flores. Las mujeres sostenían un banner que decía "amamos el futuro de nuestros niños".

Yo estaba allí con la tripulación del Rainbow Warrior para ayudarlos a relocalizarse. Su isla amada los estaba enfermando y lo peor es que eso que los enfermaba no era visible.

En marzo de 1954 el atolón había recibido una dosis masiva de radiación cuando Estados Unidos testeó una de sus armas nucleares más poderosas. Las personas de la zona no fueron advertidas sobre los daños que implicaban estas pruebas y tampoco tuvieron protección.

Una lluvia radioactiva cayó en la isla durante días y se disolvió en los suministros de agua, en el mar, en las casas, los jardines y las personas. Contaminó todo. Los niños jugaban entre las pequeñas cenizas blancas pensando que era nieve.

En los años posteriores las personas del lugar se dieron cuenta de que la isla ya no era segura. El impacto de la radiación era venenoso e imposible de limpiar. Y se hacía cada vez peor a medida que pasaba el tiempo.

Hubo muchos niños que tuvieron que someterse a operaciones en las que les extrajeron sus tiroides dañadas y muchas mujeres tuvieron hijos con deformidades severas. Esta realidad era imposible de ignorar.

Ya no confiaban en lo que les decían los científicos militares de Estados Unidos en relación a la seguridad de la isla. No les dejaron más opción que alejarse con la mínima esperanza de volver alguna vez.

El contraste entre el paisaje maravilloso y la irresponsabilidad criminal del ejército de Estados Unidos que utilizaron a los isleños como "conejillos de indias" es muy doloroso.

Hoy, 29 de agosto, es el Día Internacional en contra de las Pruebas Nucleares. Es un buen día para reflexionar sobre las lecciones que hemos aprendido en relación a los peligros que implican las armas nucleares. Y, lo más importante, es un buen momento para pensar cómo transitamos el camino para librarnos de estas armas asesinas.

Dos mil pruebas

Quizás es difícil imaginar que, no hace mucho tiempo, las pruebas nucleares eran habituales y realizadas con cierta regularidad.

Las armas nucleares fueron testeadas más de dos mil veces desde julio de 1945 cuando se realizó el test "Trinity" por parte de Estados Unidos en Nuevo México.

Los países que realizaron mayor cantidad de pruebas nucleares fueron: Estados Unidos (1054), la URSS (715), Francia (210), Reino Unido y China (45).

Greenpeace nació como una organización que se proponía en 1971 detener los testeos nucleares y el rol que jugamos en esta lucha me llena de orgullo.

En 1996 se firmó el Tratado de Prohibición Completa de las Pruebas Nucleares cuyo objetivo era terminar con las pruebas nucleares. Si bien el tratado nunca entró en vigencia, las pruebas nucleares se redujeron a la mitad.

Casi 25 años después de la Guerra Fría se estima que hay alrededor de 16300 armas nucleares en 14 países. En vez de desarmarse, los 9 estados con armamentos nucleares aceleraron y mejoraron sus arsenales.

La guerra nuclear ya no parece algo inconcebible. El presidente Trump que es el último comandante del arsenal nuclear de Estados Unidos amenazó a Corea del Norte con "Fuego y Furia". Y Corea del Norte amenazó con atacar el territorio estadounidense de Guam en el Océano Pacífico. La amenaza de los ataques nucleares se ha convertido en moneda corriente.

Los últimos descubrimientos me dan mucha bronca .¿No aprendimos nada del pasado? Pero trato de enfocarme en lo positivo. Al menos se ha levantado el velo y hablamos del tema. Esas armas de destrucción masiva fueron creadas con un solo propósito: la guerra. Amenazan a toda la vida en nuestro precioso planeta.

La solución a la crisis actual es clara: negociación y diplomacia. Pero no es suficiente. No podemos esperar a que los países que tienen armas nucleares tomen la decisión de desarmarse.

En julio alcanzamos un hito en las Naciones Unidas cuando 122 países votaron a favor de un nuevo tratado para prohibir las armas nucleares. En septiembre el acuerdo será abierto para que los países firmen. Los estados armados y sus aliados han boicoteado este tratado y han hecho todo lo posible para retrasar las negociaciones.

Sin embargo, la importancia del acuerdo es enorme. Hará que cada vez sea más difícil defender a las armas nucleares bajo el argumento de "medios legítimos y seguros de defensa". El tratado establece un mundo en el que las armas nucleares son consideradas una amenaza para la seguridad.

Ahora que la amenaza de la guerra es una realidad, los gobiernos deben pensar fríamente de desarmarse.

También te puede interesar: ¡Victoria! Detienen las pruebas sísmicas en Canadá


Fuente: www.greenpeace.org
Leer Más
share on Twitter Like Día Internacional contra las Pruebas Nucleares: La paz es la mejor defensa  on Facebook

Reacciones:

Destacado

Galeria